Riesgo de recurrencia

Si una vez finalizado el tratamiento vuelven a surgir los síntomas de la infección por Clostridioides difficile, estamos ante una reaparición de la enfermedad, que en la mitad de los casos está provocada por la misma cepa bacteriana. Estas recurrencias suelen manifestarse entre 2 y 3 semanas después del primer episodio, y sobre todo en personas mayores de 65 años o con enfermedades de base graves.

¿Por qué se produce?

El tratamiento antibiótico de la infección por Clostridioides difficile normalmente es efectivo para resolver los síntomas, pero a la vez altera la flora intestinal normal, donde pueden permanecer las esporas resistentes de Clostridioides difficile.

Asimismo, el riesgo de recurrencia aumenta con factores como la edad avanzada, el haber padecido ya un episodio de C. difficile, el uso de antibióticos, tener debilitada la inmunidad o estar tomando antiácidos.

¿Qué riesgos existen si ocurre?

Las recurrencias de la infección por Clostridioides difficile pueden tener consecuencias importantes, clínicas y económicas, incluidas mayores probabilidades de volver a ingresar en el hospital, estancias hospitalarias más largas, episodios más graves y hasta mayor mortalidad.

¿Cuántas recurrencias puedo tener?

Una vez que la diarrea asociada a Clostridioides difficile reaparece, el riesgo de recaída aumenta con cada episodio.

Así, del 20-25% de pacientes que suelen padecer un segundo episodio, el 45-65% podría tener tres o más episodios.

¿Cuánto tiempo estaré en el hospital?

Los pacientes con infección recurrente por Clostridioides difficile re-ingresan el doble de veces que los pacientes sin recaídas (85% frente a 41%), y están más tiempo en el hospital tras su re-ingreso (18,6 días frente a 7,6 días).

¿Qué puedo hacer para evitar las recurrencias?

Las recomendaciones claves para evitar la transmisión de Clostridioides difficile, como lavarse las manos con agua y jabón, y el establecimiento de medidas de la transmisión de tipo de contacto de los pacientes hasta la resolución de la diarrea, son también fundamentales para prevenir las recurrencias.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.