Con el aval de:

Consejos sobre hábitos de vida saludable

Nutrición

Seguir una dieta sana y equilibrada es recomendable para todas las personas, pero especialmente para las que sufren de hepatitis C ya que es el hígado, el encargado de asimilar y eliminar nutrientes y toxinas de lo que comemos.

Por tanto, se aconseja una dieta variada con un consumo importante de frutas, verduras y pescado.

Se recomienda que no se consuma una dieta con excesivas calorías. Igualmente debe ser moderado el consumo de alimentos que contengan muchas grasas, sal o azúcar.

Alcohol

No debe consumirse alcohol, ya que está demostrado que potencia los efectos negativos de la enfermedad, aumentando la progresión de la misma, al igual que las drogas y el tabaco.

Ejercicio

El ejercicio físico es recomendable para los pacientes con hepatitis C. El primer beneficio es que da fuerza al cuerpo. Esto permite, por ejemplo, eliminar mejor las toxinas presentes en el hígado.

Otro beneficio es que el organismo libera endorfinas, que crean un sentimiento positivo en las personas. Estos sentimientos son beneficiosos para las personas con hepatitis C.

Descanso

El descanso es esencial en cualquier persona, y más cuando se está enfermo. Ya que un sueño reparador permite un mejor funcionamiento del cuerpo durante el día. Se recomienda dormir como mínimo ocho horas.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.