Con el aval de:

¿Qué puedo hacer para evitar la transmisión del VHC?

Como se ha explicado, la sangre es la vía de transmisión del virus de la hepatitis C entre las personas. Por tanto, la persona con la infección por VHC debe evitar que su sangre entre en contacto con la de otras personas. No obstante, si sucede no tiene por qué producirse infección ya que la piel evita que el virus entre en el torrente circulatorio de la otra persona.

Ante el riesgo, no obstante, se aconseja seguir una serie de conductas:

  • Evitar hábitos que supongan un riesgo como compartir material de higiene personal como cepillos de dientes, cuchillas de afeitar, tijeras de uñas, utensilios de manicura, peines.
  • No compartir las jeringuillas para el uso de drogas.
  • Recubrir las heridas abiertas.
  • Informar al personal sanitario de que se padece la hepatitis C en caso de pruebas diagnósticas que puedan conllevar un riesgo.
  • Utilizar protección durante las relaciones sexuales.

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.