Con el aval de:

Glosario

ADHERENCIA: grado de seguimiento de la pauta de medicación y controles exactamente tal y como ha sido prescrita por el médico.

HEPATITIS AGUDA: episodio inicial de la hepatitis que se caracteriza por ser rápido y de corta duración, exactamente son los primeros seis meses de la infección. Puede pasar desapercibida pues en la mayoría de casos en esta fase no hay síntomas.

ALAT: también llamada ALT, GPT, SGPT. Abreviatura de alanina-aminotransferasa. Es una enzima con gran concentración en el hígado y en menor medida en los riñones y en el corazón. Cuando hay una lesión de estos órganos la enzima es liberada a la sangre y aparece elevada en los análisis.

ALBÚMINA: proteína producida en el hígado, necesaria para mantener un equilibrio de los fluidos en el cuerpo. En un análisis de sangre, si los niveles de albúmina y proteína total son más bajos que los niveles normales, puede indicar daño en el hígado o enfermedad hepática. Si no se produce suficiente albúmina, se puede acumular líquido en el abdomen (ascitis).

AMILASA: enzima producida en el páncreas y la saliva y que ayuda en la digestión de los azúcares.

ANEMIA: disminución de número de los glóbulos rojos de la sangre. Provoca menor capacidad de la sangre para transportar oxígeno. Sus síntomas son fatiga, debilidad, palidez, dificultad para respirar y falta de concentración.

ANTICUERPO: sustancia proteínica producida por el sistema inmunológico en respuesta a un organismo extraño que se introduce en el cuerpo. La presencia de anticuerpos indica una infección pasada o posiblemente actual. Los anticuerpos se pueden producir en respuesta a una vacuna o a una infección natural, y usualmente protegen de infecciones futuras.

ARN: ácido Ribonucleico. Conjunto de partículas que constituyen el principal material genético usado por determinados virus, como el VHC.

ASAT: también llamada AST, GOT, SGOT. Abreviatura de aspartato aminotransferasa. Es una enzima con gran concentración en el corazón, en el hígado y los músculos. Cuando hay una lesión de estos órganos la enzima es liberada a la sangre y aparece elevada en los análisis. Se realiza en el contexto de otras pruebas hepáticas (GPT, Bilirrubina, fosfatasa alcalina) y se utiliza para evaluar problemas o alteraciones del hígado. Su elevación es directamente proporcional al daño celular y puede servir como indicativo de la evolución de la enfermedad.

ASCITIS: acumulación de líquido en el abdomen, puede ser causada por una enfermedad hepática, especialmente por cirrosis.

BILIRRUBINA: sustancia amarillenta producida en el hígado y segregada cuando los glóbulos rojos de la sangre se descomponen. Normalmente, la bilirrubina es procesada y excretada por el hígado, pasando después a las heces. La elevación del nivel de bilirrubina en la sangre indica la existencia de daño hepático o bien obstrucción biliar que dificulte su flujo, y puede provocar ictericia (que se manifiesta con color amarillento en la piel y en el blanco de los ojos), heces de color claro y orina más oscura.

BIOPSIA: procedimiento mediante el cual se extrae una pequeña muestra de células o tejido para examinarla en el laboratorio para detectar si existen signos de enfermedad y llegar a un diagnóstico.

CARGA VIRAL: medición de la cantidad de un determinado virus presente en una muestra de sangre (viremia). La carga viral del virus de la hepatitis C también se expresa cuantitativamente como la concentración del ARN del VHC.

CIRROSIS: es la consecuencia final de la enfermedad hepática crónica, provocada por causas diversas, que lleva a la pérdida de la arquitectura normal del hígado y a una disminución progresiva de sus funciones.

CRIOGLOBULINEMIA: aumento de los niveles en sangre de proteínas anómalas, llamadas crioglobulinas, que pueden dar lugar a que los vasos sanguíneos se inflamen (vasculitis). Una de las causas es el VHC.

FOSFATASA ALCALINA: llamada FA en abreviatura. Es una enzima presente sobre todo en el hígado, los conductos biliares y los huesos. Cuando se obstruyen los conductos biliares del hígado, la FA se libera en el torrente sanguíneo, dando lugar a cifras elevadas en los análisis de sangre.

GENOTIPO: una cepa o subtipo de un virus. Para la hepatitis C, los genotipos se identifican por un número (por ejemplo, los genotipos 1, 2, 3, 4, 5 y 6); también se han identificado algunos subtipos (por ejemplo, los genotipos 1a y 1b).

GENOTIPO 1: es uno de los genotipos del VHC. Es el más prevalente. Se divide en dos subtipos: genotipo 1b y genotipo 1a.

GGT: también llamada Gama GT, γ-GT y GGTP. Abreviatura de Gamma glutamil transpeptidasa. Es una enzima de origen hepático que se utiliza para evaluar problemas o alteraciones del hígado. Es muy sensible, sobre todo, en problemas de obstrucción de las vías biliares.

HEPATOCITO: células principales del hígado ya que constituyen alrededor del 80% de la población celular del tejido hepático. Según su localización dentro del hígado, tienen diferentes propiedades: estructurales, histoquímicas y /o bioquímicas. Los hepatocitos aseguran dos grandes funciones: la función de síntesis y la función de excreción.

HEPATOPATIA o enfermedad hepática: término genérico utilizado para designar las enfermedades del hígado que se aplica a muchas enfermedades y dolencias.

PREVALENCIA: la proporción de personas que tienen una infección o una enfermedad, en un momento dado. Esto incluye personas que adquirieron la infección o dolencia hace varios años y todavía la tienen. Se habla de “incidencia” al evaluar el número de casos nuevos que se producen cada año.

RESPUESTA VIROLÓGICA SOSTENIDA – RVS: consiste en tener un resultado negativo de carga viral del VHC (ARN del VHC indetectable) tras 12 semanas después de la finalización del tratamiento, y determina la curación de la hepatitis C.

TRANSAMINASAS: enzimas que al ser medidas en un análisis de sangre proporcionan información sobre el grado de inflamación hepática. Las transaminasas son: ALAT (ALT, GPT, SGPT) y ASAT (AST, GOT, SGOT).

VIRUS: organismo infeccioso microscópico que invade un organismo vivo y hace copias de sí mismo (replicación viral).

El contenido que se proporciona en esta literatura es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de su médico.