logo cuidar

en OSTEOPOROSIS

Con el aval de:

Diagnóstico de la Osteoporosis

Signos de la Osteoporosis

No hay signos o consecuencias de los estadios iniciales de la Osteoporosis; ya que la pérdida de masa ósea no presenta síntomas evidentes. A menudo no se detecta la Osteoporosis durante años, hasta que se ha producido una o varias fracturas.

Entre los síntomas que aparecen más tarde se incluyen:

  • Dolor de espalda de causa desconocida.
  • Pérdida de estatura.
  • Postura inclinada hacia delante.
  • Fracturas. A veces, el primer síntoma de la osteoporosis en una fractura. Las más comunes ocurren en la columna, la cadera o la muñeca.

Si presentas alguno de estos síntomas existe la posibilidad de que padezcas Osteoporosis.

Factores de Riesgo

Los factores de riesgo de la Osteoporosis se relacionan con cinco categorías principales que resumimos en la siguiente lista:

  • Densidad Mineral Ósea (DMO): La densidad de los huesos en un factor de predicción importante del riego de fractura.
  • Edad: La mayoría de las facturas de cadera se producen en pacientes mayores de 50 años (90%). La edad aumenta el riesgo de fractura.
  • Bajo Índice de Masa Corporal (IMC): Este es un factor de riesgo importante que duplica aproximadamente el riego de fractura de cadera en pacientes con un IMC de 20 kg/cm2 en comparación con las personas con valores mayores de 25 kg/cm2.
  • Fractura osteoporótica previa: Una fractura previa duplica aproximadamente el riesgo de una futura fractura.
  • Antecedentes familiares de fractura de cadera: El hecho de tener un pariente con antecedentes de fractura, es especial de cadera, aumenta su riesgo personal de fractura osteoporótica.

Grados de Índice de Masa Corporal (IMC):

El IMC de calcula dividiendo la masa corporal en kg por la estatura al cuadrado en cm (masa/estatura2)

  • IMC menor de 18,5 = delgadez
  • IMC entre 18,5 y 24,99 = peso normal
  • IMC mayor de 25 = sobrepeso
  • IMC mayor de 30 = obesidad
El contenido que se proporciona en esta página web es información general. En ningún caso debe sustituir ni la consulta, ni el tratamiento, ni las recomendaciones de tu médico.